Cartel del gobierno & Eslogan

 

 

Para reunir nuevos miembros a sus causas, conseguir ayuda o apoyo o sencillamente mostrar su determinación, los dos beligerantes crearon y emitieron numerosos artículos, emisión radio o carteles. Pues, las dos obras que vamos a estudiar ahora no están pensadas por artistas pero por partidarios de la ideología republicana.

Empezáramos estudiar este cartel de propaganda y luego habláramos del slogan No pasaran.

Este cartel de propaganda fue encargado y emitido por el ministerio de propaganda en 1936. Su realización está asignada por Juan Antonio Morales, uno de los más importantes artistas durante la Guerra civil español.

Diferentes personajes están representados en un barco constando la inscripción “Junta de Burgos, Lisboa”. Burgos es una ciudad del norte de la península ibérica. Es también el lugar donde estaba el oficina central militaría de los rebeles durante la Guerra. Lisboa, hace referencia al apoyado que Franco recibió del Portugal. En efecto, todos los apoyados que Franco recibió están en este cartel. Al primer plano, en rojo, podemos ver un obispo represento el catolicismo español que mayoritario subraya a los nacionales. Mira al cielo, lo que da la impresión que si participo y anima esta Guerra es por Dios. En realidad, el gobierno republicano reducía poco a poco la importancia de la Iglesia, pues esperaba volver a tomarla si los franquistas ocurre al poder. Este interés por los felicidades terrestres está valorizado  por su vestimenta muy arreglada y su muy grande anillo que lleva a su mano. A su izquierda hay un militar con bigote que representa la ayuda de Mussolini, es en efecto un soldado italiano.

Este parece a punto de sortear con su cañón miniaturizado. Otras armas están perceptibles, tendidas por los cinco marroquís. Los tres que están en la parte baja del barco tienen en efecto fusiles y parecen esperar un peligro, mientras que uno de los dos otros marroquís que están al fundo del barco, tiene el fusil en su espalda, como si está tranquilo. A su derecha, hay el último personaje del cartel: un alemán cogiendo el emblema nazi. En efecto, Hitler ha ayudado los nacionales con un envío de armas, como Mussolini.

Todos estos personajes parecen muy solemnes. Esto da la impresión que los franquistas van a ejercer una política austera y dura. Solo el obispo que parece saludar con la mano está sonriendo. Eso crea una paradoja sorprendente con la función de pacificador que debería jugar. Pero, a pesar de estas caras serias, el observador puede pensar que la reunión de todos estos personajes en el mismo barco es ridícula. En efecto, siempre ha habido muchas tensiones entre los marroquís y los europeos y ahora podemos ver que se alían para ayudar a los franquistas. Además, los dos dictadores representados no se aprecian, pues la intervención de Hitler y de Mussolini sirvió sus propios intereses. La escritura debajo del cartel: Los Nacionales indica al transeúnte que los nacionales no son nada pero un grupo de personas que, con sus vestuarios de color, hacen más pensado a un grupo de teatro que a un grupo de rebeldes. Pues, es una manera de disminuir los fascistas mostrando una falta de coherencia: estos personajes están todos en el mismo barco pero no tienen nada que hacer juntos.

Ahora, si miramos sobre el mástil de esto pequeño barco, podemos ver un volátil, probablemente un buitre porque es asociado al general Francisco Franco. Su mirado se dirigida hacia el bajo y llama la atención del espectador hacia el mástil y lo que está colgado de él. En efecto, podemos ver un mapa de España que parece colgada con una cuerda. Detrás del mapa, podemos leer una frase, el slogan de los franquistas: Arriba España. Con esta asociación, el gobierno quiere mostrar que sobre la dominación de Franco, España va a morir. Es porque hay un buitre: el buitre es un animal que no mata a su víctima, le come después de que alguno animal la ha matado. Su mirada en la que podemos ver mucha felicidad y su cara que parece estar sonriendo, indica la próxima muerte del país.

 

Pues, con este cartel, el gobierno republicano busca a hacer reaccionar la población y así tener nuevas personas en su lado. En efecto, si, en primer lugar, podemos crear que es un cartel pro franquista,  realizamos muy rápidamente que el ministerio de propaganda ridiculiza su enemigo. El gobierno probablemente eligió este soporte porque es visible y comprensible por todos.

 

NO PASARAN !

No pasaran es un eslogan que fue utilizado por los partidarios de la segunda república española durante la Guerra civil y es destinado a los rebeldes nacionales.

Esta palabra es famosa hoy y queda asociada con Ibárruri Gómez, llamada La pasionara, porque fue ella que decía eso por la primera vez. Hacía en el primer día de luche un discurso radio. Muchas personas podían así entenderle, y es por eso que fue el grito de reunión de los republicanos. Al origen, esta palabra haría de Robert Nivelle que durante la batalla de Verdun: “No pasaran”.

Cuando los franquistas desfilen en Madrid en signo de victoria, repitieron “Han pasado”, una manera de girar los republicanos en burla.

Es así un símbolo de la resistencia anti franquista. Hoy, una red luchando contra los fascistas llega este eslogan como nombre. Además una de las Pussy riot (grupo ruso que han sido escándalo cantando palabras contra Poutine en una iglesia) llega este eslogan en su camiseta en2012.