Dali - Construcción blanda con judías hervida

 

 

Salvador Dalí es uno de los surrealistas los más famosos. Este pintor da una nueva forma al arte que sale de su imaginación. Fue uno de las primeras personas que unirse a las ideas de Sigmund Freud. Dalí asume su locura y muestra una personalidad extravagante y provocativa, créanse así la imagen de un pintor genial y trastornado. Pero, sus ideologías políticas fueran muy criticadas y a veces chocantes. Se decía apolítico, pero recibía en 1954 una recompensa de Franco, la cruz d’Isabella la católica. Es porque muestra demasiado afinidades con los movimientos extremistas que fue excluido del movimiento surrealista. Sin embargo, Dalí encuentra a Franco solo en 1956. En 1981, Juan Carlos, rey de España le da el título de Marqués de Pubol. Dalí tenía un gusto para el lujo y la nobleza opuesta al proletariado y a las ideas comunistas que los surrealistas defendían.

“Empiezo mi vida traicionando de una manera muy espectacular mi clase de origen que esta la burguesía para después proclamar siempre las virtudes de la aristocracia y de la monarquía.” Dalí.

Sus temas favoritos están la muerte, el erotismo y la putrefacción, les puso en escena con muchos troncos ojos. Realizaba también escenarios de películas y de poemas en el cual le gusta transcribir el culto de su personalidad.

En octubre 1934, Dalí y su mujer Gala, se rendían en Barcelona, lugar en el cual Dalí debe dar una conferencia, encontrarse atrapados en una huelga general y un levantamiento armado separatistas catalanes, la pareja se vio obligada a huir de inmediato. Dalí sentí en eso “la proximidad del gran canibalismo armada de nuestra historia, de nuestra guerra civil.”

 

Construcción blanda con judías hervida: Premonición de la Guerra Civil

 

                  Este gran cuadro comenzó en Paris, exprime su visión del carnicería y de la destrucción que anticipado 6 meses antes la guerra: “

Me mostró un vasto cuerpo de estallar en excrecencias monstruosas de brazos y piernas rasgado entre sí en un frenesí de auto estrangulación. En el fundo de esta arquitectura de carne frenético devorado por un cataclismo narcisista y biológico, pinté un paisaje geológico que fue innecesariamente revolucionado desde hace miles de años, congelados en su "normal". La estructura de la masa de carne en la guerra civil, yo embellecíais con unos frijoles cocidos, ya que se podíamos imaginar tragar toda esa carne sin este (tan poco inspirante como algunos harinosos y melancólicos verduras.)”

Esta pintura tiene muchas líneas y una lectura de la obra triangular. Al encima de la cabeza que parce muerta, la boca abierta en un sonrisa agradable. El pintor decía tomar placer a torturas a los otros. Eso puede explicar sus ideas fascistas y sus obras. El hombre de izquierda nos recuerda el personaje del cuadro “El farmacéutico de Ampurdan no buscando nada”, que realizaba en 1936. Andaba solo, la cabeza abajo y oculto detrás de la criatura. Esta postura les da un aire triste, pero con su posición entendemos que no va al conflicto. Es solo un observador. Sin embargo, podemos notar la ausencia de reacción, a medida que los gobiernos extranjeros.

Dalí ve su premonición en Cataluña, su región de nacimiento. Ocupando la mayor parte del cuadro, una cosa, medio hombre, media mujer que tiene un aspecto monstruoso y que parece matarse deja ver en el centro, bajo un cielo con nubes, una carta de España.

En esta obra podemos ver la premonición de la a que va parecer España en algunos meses. Si miramos atentamente este monstruo, vemos que se compone con dos partidas. Una con una cabeza cuyo la base del cuello sale de un miembro plegada y se acaba con un seno, y la otra con un pie. Esta primera partida parece estar aplastando con todo su pesa el segundo componente, un miembro que empiezo con un muñón a la derecha que se divise antes con en dos brazos. Ella parece responder al peso que esta sostenida con pena, y parece estar estrangulando al seno de la partida superior. Es así que esta criatura entre matarse, como la península ibérica. Es una España divisada en dos partidas que se afronta. Si nos concentramos por la cabeza de la criatura, podemos ver que esta pudriendo. Podemos así pensar que es el gobierno al poder por la época que esta adelantado por el fascismo. Pero estas dos partidas reponen en el pie que parece aplasta y ser un huelo con jirón de piel. Pienso que esta partida puede representar el pueblo español que está atrasado en esta situación y que sufre sin haber pido nada, es porque en la obra esta partida no ataque la otra, porque solo suporte su peso. Un pequeño mueble con cajón ayude a soportar el peso. Como habíamos visto, Dalí estaba un gran adepto de la psicoanálisis Freudiano, este mueblo puede ser los sueños enterrados. Este mueblo que nos aparece pequeño y frágil cerca del monstruo, Dalí nos hace entender en lo que repone esta guerra: un conflicto ideológico. Pero con su pequeña tamaño, el mueble parece querer mostrar que no es una cosa que merece un tal amplitud y tan de destrucciones.

En el suelo, cerca de la criatura, hay un deserto en el que se derrama judías hervida. Ellos caracterizan las obras del pintor, porque Dalí pone judías en todas sus obras. Pero aquí, como hay solo un poco de judías, tenemos la impresión que están restos de la comida del monstruo. Podemos así ver en ellos cadáveres de los Hombres que estaban frecuentemente abandonados en esta guerra. Además, la tierra parece haber sido pisoteada sin considero, tiene una color extraña y esta desigual. Sin embargo, si miramos al fundo, bajo la carta de España hecha con el cuerpo de la criatura, podemos ver una montaña de césped. Pero como esta obra fue pintada antes de la guerra civil, ella representaba probablemente oponentes a la guerra.

El cielo es lleno de nubes. Hay solo una pequeña parte azul en la carta española y parecía estar un símbolo de una esperanza de paz. Sin embargo, podemos ver qué cerca de la carta et cielo es lleno de nubes, principalmente arriba a la izquierda. Eso déjanos ver un conflicto próximo que no tocara solo España, pero el mundo entero: La segunda Guerra mundial.

En La vida secreta de Salvador Dalí, el pintor ha escrito sobre su obra: “he pinto un cuadro (…) en el cual representaba un grande lleno de brazos y de piernas asfixiase en la locura. La estructura blanda de esta gran masa de carne en la guerra civil, la aderece con judíos hervida, porque no podemos imaginarnos tragando toda esta carne insensible sin el acompañamiento banal de algunos verduras harinosa y melancolía.” Dalí embellecía la comida con el resulto de la consumo de una gran cantidad de judíos secos, es decir un enorme morcilla excrementos poniendo en el seno abajo a la derecha. Morcilla hacía con sangre, recordamos la sangre de los españoles que entre matarse.

Dalí con su exuberancia y sus elección pictóricas fue criticado, pero en su obra, quiere mostrar una España que entre matase y que denuncia así la perversidad de los hombres y de las guerras. Esta pintura no toma parte en ninguna ideología, el autor está buscando aquí a transcribir lo que le parece ser u futuro próximo: La guerra civil.

Este cuadro es probablemente inspirado del cuadro de Fráncico Goya, El coloso pinto en
1882 que muestra un inmenso paisaje poblado con gentes y animales que están huyendo en todas las direcciones, horrorizando por el aparición de un personaje muy grande que blande los puños al cielo.

Dalí visto por la primera vez la pintura de Goya durante sus años de estudios, porque fue regularmente al museo donde estaba exponiendo.