Max Ernst - El angel del hogar

 

 

Nacido en Alemana, este artista abandona sus estudios de filosofía y de historia del arte para dedicarse a sus pasiones: la pintura, la escultura y la poesía. Empieza a interesarse al expresionismo alemana reuniendo y exponiendo con el grupo Der Blaue Riter, Max Ernst cambio rápidamente de horizonte artístico creando el grupo Dada de Cologne con dos activistas sociales. A partir de 1913 se rinde en Paris y aprende nuevas técnicas con los artistas surrealistas de Montparnasse.

Durante la primera Guerra mundial, sirve con el ejército alemana. Es solo en 1919, que Max Ernst empieza pintar de manera profesional.

Durante sus principios artísticos, pinte principalmente obras con pegamentos.

Desde la segunda Guerra mundial, Max Ernst fue arrestado a medida de un extranjero enemigo y fue internado en el campo de Mille cerca de Aix-en-Provence del cual saldrá en 1914 para ir a los Estados-Unidos hasta 1953 para volver a Francia.

Max Ernst es un artista que ha lograda marcar de su influencia el gran movimiento surrealista de los entreguerras. Además, durante su viaje en los Estados-Unidos, ayudara al desarrollo del expresionismo abstracto.

Colabora también con el artista Joan Miro, en el cuadro de decoraciones de ballet.

Realizaba esta obre cerca de 1937, durante la guerra civil.

 

                  

                   Max Ernst llamado esta pintura El angel del hogar, veremos más tarde que es un título completamente irónico.

Podemos ver en casi toda la pintura un enorme monstruo en acción. Parece patalear con violencia el suelo. Este monstruo representa sin dudo el movimiento fascistas. Podemos ver en la fealdad de esta criatura, la del movimiento fascista que siembra la terror, la violencia y la muerta. Esta deformidad representa el horror que inspire los nacionales al autor. Porque ocupe casi todo la obra, podemos pensar que eso nos muestra la subida en potencia de los nacionales en España. Además, el acción de destrucción representa la violencia que el partido fascista utiliza.

Pero, a pesar de su apariencia, este monstruo tiene características humanas. Tiene los cuatros miembros del cuerpo humano y una cabeza, eso significa que detrás del movimiento en general, Max Ernst acusa todos los partidarios de los franquistas. Podemos también ver que esta sonriente. Eso nos da el impresión que tiene placer en lo que está haciendo.

Los fascistas matan a millones de personas, simple civiles (Guernica), pero también sus partidarios. Pero a pesar de esto, esta guerra civil les llena de alegría porque representa su posible llegada al poder. Es eso que hace nacer una paradoja horrible que encontramos en la criatura de Max Ernst: un real placer es tomado a destruir. Esta sonrisa y la posición no estructurada de su cuerpo, tememos el impresión que la destrucción que hace es un baile, un baile macabro que siembra la muerta.

Podemos ver que el monstruo llegue un vestido multicolor que se puede representar los varios orígenes de los nacionales. Efectivamente, los rebeldes vienen de varios países, principalmente de Alemana y de Italia. Además, aunque este partido cuenta principalmente generales a su poder, fue compuesto de personas totalmente diferentes, la única cosa que los reúnen es su voluntad de cambiar el gobierno.

Pero a pesar de la violencia del monstruo a destruir todo lo que es a su alcance, podemos ver que no hay casi nada sobre el suelo. Porque el monstruo está en movimiento, imaginemos que golpea así al suelo hasta un largo tiempo, así la tierra esta como aplanada. Es porque esta marrón en el primero plano: parece como arada por el monstruo y solo hay la lodo en la que se mezcla todo el antiguo paisaje.

Esto significa que en esta etapa de la guerra civil en 1937, el fascismo ha aniquilado casi todo.

Sin embargo, en el fundo, podemos ver que las montañas que aparecen de la tierra. Representan probablemente el poco de regiones que los franquistas habían conquistados por esta época.

Por este lugar, el césped esta siempre verde: hay todavía vida. Pero, a causa de sus posiciones en este obra, en el final plano, podemos pensar que Max Ernst se da cuenta que el fascismo esta ganando la guerra y así de imponerse definitivamente. Es para eso que el cielo parece llenarse de nubes grises que anuncien la lluvia.

Ella podría representar la tristeza del país. Sin embargo, como los nubes no están aquí los nubes no están del todo llegados y como el cielo es siempre azul, podemos pensar que la situación va a mejorar. Entonces, la esperanza de un futuro mejor estaba todavía presente. Esta esperanza, es la criatura verde que la mantiene. Es ella que intenta impedir el monstruo en su destrucción.

Pienso que este animal puede significar dos cosas. Primero los republicanos que intentan impedir el régimen totalitario de imponerse en España, podemos pensar que intenta combatir este monstruo. Pero, como esta pequeño, los republicanos no tenían medios militares y financieros inferiores a los de los franquistas, nos duden que no será suficiente grande para derrotar el monstruo. Además, parece ser atrapado con el vestido del monstruo: esta como unido al monstruo con una cosa pegajosa.

Eso muestra, que está perdiendo el combate, y se derrite en el monstruo. Podemos también ver que se convierte en monstruo, como el otro. Es por eso que tenemos el impresión que esta toparse contra el monstruo, y es probablemente por eso que le parece menos humano que el gran monstruo. Intentado a defender una causa justo los partidos de izquierda aceptaban la Guerra civil, y la continuara hasta el final. Esto ilustra perfectamente la palabra de Machiavel: El fin justifica los medios.

Pero, puede representar también los artistas que intentan detener esta locura. Max Ernst dirá que cuando está pintado esta criatura pensaba así representar un doble de sí mismo.

El título de esta obra nos aparece como irónico. El ángel del hogar, sería el gran monstruo, aunque al primer visto, pensamos que este monstruo parece ser un diablo. Sin embargo, la palabra “hogar” es interesante porque significa un lugar en el cual nos sienten bien. Este nos da la impresión que este monstruo, los movimientos extremistas, vienen a nuestras casas. Es así una obra que invite los observadores con su título a reflexionar en su proprio función, en el papel que tiene el pueblo en la subida del régimen totalitario.

En un contexto más largo, este monstruo que nos parece animado de una locura asesinada, puede representar todas las destrucciones y horrores que vendrán durante la segunda Guerra mundial. Este conflicto déjanos ver una guerra más violenta y más asesina.